viernes, 24 de febrero de 2012

¿Qué son los proyectos de investigación?

EDUCACIÓN INFANTIL

“Etapa en la que permitimos la creación en la que acompañamos a los niños y niñas para pertenecer a una misma sociedad escuchándoles indistintamente de la lengua en la que se quiera expresar”.


En la etapa de Ed. Infantil trabajamos por proyectos de investigación.

¿Qué significa trabajar por proyectos de investigación?

Trabajar por proyectos supone situarse el educador  en un plano más humilde, de atenta escucha al niño/a, siendo más importante lo que ellos y ellas quieren saber que lo que nosotros queremos enseñarles, ya que aprenderán aquello de lo tienen deseo de aprender. De esta manera, conseguimos un sentir muy especial en los alumnos/as ya que los aprendizajes obtenidos han sido construidos a partir de lo que son en comunicación y colaboración con los demás.

Para poder comprender cómo trabajamos día a día un proyecto de investigación os mostraremos los pasos que todas las aulas seguimos, permitiendo al niño/a desarrollarse de forma completa siendo una persona autocrítica y reflexiva ante cualquier situación u opinión.

Paso 1: ¿Qué proyecto aprenderemos ahora?

            El punto de partido es conocer el interés de los niños/as, las demandas de los mismos eligiendo el proyecto a investigar. Este inicio puede realizarse por medio del diálogo y la conversación llegando a un acuerdo y consenso conjunto o tras la observación directa del profesorado recoger la información que los alumnos/as nos transmiten aunque no sea por medio del lenguaje oral o signado pudiendo ser con algún objeto que llevan al aula y suscite el interés  por parte de todo el grupo.

            Normalmente los proyectos de investigación no surge de forma ordenada y lineal, pero, en general, un proyecto empieza cuando otro se acaba o sencillamente cuando el interés decae.

            Es fundamental, que los niños y niñas sientan el proyecto como suyo, sintiéndolo como un reto, una aventura para todos, que el maestro les devuelva a ellos y ellas la responsabilidad de lo que aprenden.

            Estos proyectos necesitan un modelaje que corre de cuenta del educador y que no debe quedar exento del poder y la magia de la improvisación.

Paso 2: Ideas previas

            Investigamos sobre las ideas previas de los alumnos sobre lo que saben del tema y lo que desean saber. Este momento tiene lugar no sólo al principio del proyecto, sino que se retoma también en proceso, para no perder el desarrollo del mismo.

            Es un momento muy rico de intercambio y contraste en el que el lenguaje no es en absoluto imitativo sino vehículo de comunicación, de almacenaje de ideas, que genera conflictos, preguntas, creaciones y pensamiento.

            Durante este proceso el educador procede sobre todo a escuchar, a dar tiempo a preguntar lo que nadie pregunta y a conciliar aportaciones infantiles con modelaje necesario de la programación. Es necesario tomar nota en un mural donde diferenciar qué tenemos ya, que necesitamos, si hay responsables de algo,…. Y ayudarles a organizar la actividad, que podemos hacer solos, dónde buscarlos, a quién pedir ayuda,…

            Las ideas de los niños y niñas sobre las cosas, proyectos, … aunque no sean acertadas o correcta, siempre deben ser respetadas y tenidas en cuenta para, a lo largo del proyecto, si es posible, contrastarlas y modificarlas. Aprender es modificar las estructuras cognitivas, y ayudarles.

Paso 3: Búsqueda de información, expresamos, jugamos, disfrutamos, construimos,….

            Búsqueda de información y documentación por medio de visitas de expertos, personaje mágico, poesías, cuentos, imágenes que aportan las familias, noticias del periódico, información en Internet, visitas a lugares de interés relacionados con el proyecto, canciones, textos,….

            Este paso se relaciona directamente con el área 1: autonomía y desarrollo de uno mismo y con el concepto pedagógico aprender a aprender.

            Además, nos garantizamos un acceso a los fondos culturales de la comunidad revalorizando la lengua escrita como fuente de información y de disfrute. También favorecemos la interacción persona siendo una fuente de aprendizaje colaborativo y cooperativo.

            El papel de la familia cobra un papel muy importante, porque participa con sus aportaciones, participación, colaboración dentro de aula,….

            Las actividades que se realicen entorno al proyecto deben ser significativas, deben tener un porqué y ser lo más funcionales posible movilizando el mayor número de capacidades y siendo propias de los niños.

Paso 4: ¿Qué hemos aprendido?

            Una investigación siempre recoge unos resultados que nos sirven para siempre y es el fruto final de todo nuestro trabajo. Gran parte de esta actividades van orientadas a “no olvidar” lo que vamos aprendiendo, por ello, son importantes las actividades de síntesis, como son las memorias prácticas con fotos, dibujos, descripciones, explicaciones,…. Y que, naturalmente, deben salir de clase como soporte para que ellos cuenten en casa, en otras aulas del colegio, todo lo que han aprendido, todo lo que saben, lo mayores que son y todo lo que han disfrutado con esta aventura.

Trabajar por proyectos es una propuesta que:

  • Favorece la globalización como actitud frente al proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Prioriza, partiendo de experiencias de primera mano, las vivencias de la vida cotidiana.
  • Asegura la significatividad de los aprendizajes porque el punto de partida es siempre lo que hemos vivido, lo que nos interesa, los que nos preocupa,…. Y la necesidad de descubrirlo.
  • Favorecer el desarrollo cognitivo a través de las relaciones socioafectivas y los conflictos mediando acuerdos, tomas de decisión, trabajo cooperativo,….
  • Se basa en la comunicación y el lenguaje, para la toma de acuerdos, comunicación de información, creación de hipótesis, acuerdos,…
  • Es una metodología activa, siendo los niños/as los sujetos de su propio aprendizaje.
  • Atiende a la diversidad pudiendo participar todos independientemente de sus capacidades.
  • Despierta sentimientos de satisfacción por el trabajo bien hecho.
  • Favorece la cooperación y educación en valores, ya que cada uno pone al servicio de los demás lo que es capaz de hacer y respetar las realizaciones y aportaciones de los demás.
  • Permite y fomenta diversidad de agrupamientos, flexibilidad de los espacios y tiempos de clase.
  • Potencia la participación del alumnado en el proceso.
  • Tiene en cuenta los conocimientos previos del alumnado.
  • Desarrollo hábitos de estudio, se basa en un método de investigación natural.
  • Favorece el desarrollo crítico y divergente, la creatividad, la elección y herramientas de pensamiento.
  • Parte del conflicto cognitivo, provocando la movilización de nuevos saberes e incorporando nuevos aprendizajes.
  • Facilita la opcionalidad de elección, la diversificación curricular y la ayuda pedagógica.
  • Favorecer la participación activa de las familias en el centro.
  • Asegura el acceso a la cultura de la comunidad en la que los niños y niñas junto con los adultos interpretan la realidad y la cultura y otorgan significado, construyendo de esa forma, los conocimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada